sábado, 1 de septiembre de 2007

Precio de la bendición

Jesus el Cristo, resucitado, pasó por la muerte para que nosotros tengamos acceso a la vida. Muchas personas quieren favores de Dios, pero no están dispuestas a obedecerle y en este sentido se pueden comparar a sanguijuelas que piensan que Dios está para cumplir sus caprichos. Las cosas en el ámbito espiritual no son así y vamos a apoyarnos en el texto de la Biblia Ef.1.3-14 para que quede claro.


Ef.1.3-14 "3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, 6para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, 7en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, 8que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, 10de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.
11En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad, 12a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo. 13En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria"

"Nos bendijo" V.3 (el verbo en griego está en aoristo ingresivo, da a entender que ése favor inicial tiene un efecto progresivo, es decir: Dios nos sigue bendiciendo. Esto necesariamente incluye las cosas materiales que facilitan el progreso espiritual del creyente.

Considere que si UD come un chocolate apurado, se alimenta pero no lo disfruta. de manera análoga hay una manera de tomarle el sabor a las bendiciones espirituales que hemos recibido en Cristo y Pablo lo destaca en este pasaje en que glorifica a Dios por su obra en nuestras vidas, sobre la base de la redención por la sangre de Cristo y el perdón de pecados "7en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados"

NOSOTROS TENEMOS QUE DISFRUTAR LO QUE DIOS HA HECHO EN NUESTRAS VIDAS Y ESTAR DISPUESTOS A PAGAR EL PRECIO... Y PARA ASEGURARNOS NOS VAMOS A CENTRAR EN LAS ETAPAS DE BENDICIONES QUE DIOS TIENE PARA NOSOTROS:

1. LA BENDICIÓN DE LA VIDA EN CRISTO
"4según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5en amor"

1.1 LA VIDA EN SANTIDAD (APARTADOS)

1.2 LA VIDA EN PUREZA (SIN MANCHA)
Un paño puede estar destinado a secar la loza pero en ocasiones el paño se ensucia y hay que mantenerlo limpio.

1.3 LA VIDA EN AMOR
Ef.3.17 "para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor"
Ef.4.2 "con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor"
Ef.4.16 "de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor"
Ef.5.2 "Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros"

2. LA BENDICIÓN DEL ENTENDIMIENTO ESPIRITUAL
"8que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, 9dándonos a conocer el misterio de su voluntad"

2.1 EL ENTENDER CON SABIDURIA
Ec.9.13-16 "3También vi esta sabiduría debajo del sol, la cual me parece grande: 14una pequeña ciudad, y pocos hombres en ella; y viene contra ella un gran rey, y la asedia y levanta contra ella grandes baluartes; 15y se halla en ella un hombre pobre, sabio, el cual libra a la ciudad con su sabiduría; y nadie se acordaba de aquel hombre pobre. 16Entonces dije yo: Mejor es la sabiduría que la fuerza, aunque la ciencia del pobre sea menospreciada, y no sean escuchadas sus palabras"

2.2 EL ENTENDER CON INTELIGENCIA
Pr.9.9-10 "9 Da al sabio, y será más sabio; Enseña al justo, y aumentará su saber. 10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia"

2.3 EL ENTENDER LOS MISTERIOS DE DIOS
Mt.13.10-11 "Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? 11El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado"
Am.3.7-8 "7Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. 8Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará?"

3. LA BENDICIÓN DE LA HERENCIA CON CRISTO:
"5(en amor) habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo" "11En él asimismo tuvimos herencia"
Ro.8.17 "Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados"

3.1 LA HERENCIA COMO HIJOS ADOPTIVOS

3.2 LA HERENCIA PARTE CON EL SELLADO CON EL ESPÍRITU SANTO
"13En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida"
El Espíritu Santo en nosotros es el depósito que garantiza nuestra herencia.

3.3 LA HERENCIA QUE INCLUIRÁ TODAS LAS COSAS
"10de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra"
Llegarán las bodas entre el Rey de Reyes y la iglesia , el pueblo de Dios, tomará la posición de privilegio que Dios ha determinado.

CONCLUSIÓN:
Disfrutemos con alegría las bendiciones que Dios nos da, no nos quedemos en el camino, estemos dispuestos a pagar el precio de servir a Jesús ya que de esta forma alcanzaremos la bendición final de ser coherederos con Cristo.
Ap.22.12 "He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra"

No hay comentarios: